Comparte

El Ayuntamiento de Lorca ya ejecutó, tan solo varios días después de las pintadas, la limpieza de los inmuebles municipales e informó al Obispado de la aparición de las mismas para que llevara a cabo su limpieza.

 

Lorca, 20 de octubre de 2021

 

 

La concejala de Casco Histórico del Ayuntamiento de Lorca, María Ángeles Mazuecos, ha destacado “el profundo desconocimiento mostrado, una vez más, por el PP en materia patrimonial exigiendo al Ayuntamiento que actúe en la limpieza de las pinturas vandálicas de la fachada de la antigua Colegiata de San Patricio, un inmueble propiedad del Obispado de Cartagena”.

 

Mazuecos ha recordado que “el Ayuntamiento de Lorca procedió, de inmediato, a la limpieza de las pinturas vandálicas situadas en edificios municipales, eliminándose tan solo varios días después de que se produjeran, en el mes de noviembre del 2020”.

 

La edil ha destacado que “los trabajos fueron desarrollados por profesionales de la limpieza, pertenecientes a la empresa municipal Limusa, mediante una técnica de conservación y mantenimiento del patrimonio”.

 

Mazuecos Moreno ha indicado que “a la vez que se ejecutaban esos trabajos de limpieza se informó de la aparición de las pintadas vandálicas en la fachada de la antigua Colegiata de San Patricio al Obispado de Cartagena, entidad propietaria del inmueble y, por tanto, quien debe ejecutar las labores de limpieza”.

 

La concejala de Casco Histórico ha solicitado “al grupo municipal Popular que retire el ruego de limpieza de los muros de la antigua Colegiata, que han anunciado que presentarán en el próximo Pleno Municipal, y que den traslado de dicha petición al Obispado de Cartagena, propiedad del edificio donde se ubican las pinturas”.

 

Además, María Ángeles Mazuecos ha pedido que “tras las reiteradas peticiones sinsentido que ha realizado el PP respecto a aspectos patrimoniales que reflejan una gran ignorancia y pocas ganas e interés por documentarse, que antes de hacer una petición se cerciore de a quién corresponde la competencia y, lo más importante, a quién corresponde la propiedad de los inmuebles que reclama”.