El PSOE exige al Alcalde que no deje morir la antigua comisaría de San Vicente y ordene su puesta en valor para recuperar el comercio de la zona

La Viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Lorca, Marisol Sánchez Jódar ha anunciado que su grupo volverá a exigir al Alcalde, en esta ocasión durante el próximo Pleno municipal, que no “deje morir” el edificio de la antigua comisaría de Policía Nacional, sita en plaza de San Vicente, y ordene su puesta en valor, como revulsivo de la zona comercial de la zona.

Sánchez Jódar recuerda que el cierre de la antigua Comisaría de Policía Nacional y su traslado hasta las nuevas dependencias en Sutullena, supuso una mejora de las condiciones físicas para la prestación del servicio de Policía Nacional, después de que el antiguo inmueble resultara gravemente dañado por los terremotos de 2011.

Sin embargo, apunta la edil, su traslado hasta Sutullena supuso, a la vez, “un varapalo más para nuestro maltrecho Casco Histórico”, en tanto en cuanto “significó la salida de otro servicio público del centro de la ciudad, para perjuicio, especialmente, del comercio de la zona”.

Desde que se cerrara este inmueble en 2016, el PSOE ha llevado la iniciativa en cuanto a propuestas para su rehabilitación y puesta en valor. Entre las propuestas, los socialistas solicitaron que se mantuviera la oficina de expedición de DNI, pues este servicio atraía a decenas de usuarios cada día a la zona, para beneficio además de la hostelería y el comercio cercano. Una propuesta que el PSOE no abandona, y que además, en un ejercicio de “coherencia” seguirán reivindicando a la Delegación del Gobierno, al ser competencia estatal “aunque haya cambiado de signo político el Gobierno de España”. “Nosotros no vamos a dejar de exigir lo que es justo y necesario para Lorca, gobierne quien gobierne en Madrid”, añade.

Entre las propuestas que el PSOE ha hecho para la puesta en valor de este inmueble, destacan además la reconversión del viejo inmueble como edificio de usos múltiples donde se puedan albergar oficinas municipales, y “ahorrar” así en el “elevado” gasto mensual que el Ayuntamiento de Lorca lleva en alquileres de locales.

Después de consentir que el Gobierno de España vendiera por 48.000 euros en 2017 a los lorquinos el antiguo edificio de la Comisaría, después de que este inmueble fuera donado por el pueblo de Lorca al Gobierno de la Nación en 1949, y tras “regalar” también el solar de la nueva Comisaría en Sutullena, a día de hoy, recuerda la edil, el antiguo inmueble de San Vicente es propiedad de este Ayuntamiento, por lo que preocupa en el PSOE que avance el grado de deterioro, y el futuro uso del mismo.

Related Posts

Leave a Comment