El PSOE exige medidas para cuidar la imagen de las fachadas e impedir la colocación de tenderetes y otros objetos antiestéticos en balcones

 

La concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Lorca, María Antonia García Jiménez ha solicitado al equipo de gobierno del Partido Popular la adopción de “medidas eficaces” para cuidar la estética de las calles y fachadas de la ciudad, especialmente de cara a la llegada de la Semana Santa.

En esta línea, el Grupo Municipal Socialista preguntó en el último Pleno qué medidas estaba adoptando el equipo de gobierno para el cumplimiento de la Ordenanza Municipal que prohíbe la colocación de tenderetes o la acumulación de otros objetos como armarios, colchones o botellas de butano en las ventanas y balcones exteriores a las vías públicas.

Según ha informado la Edil socialista, el PP aseguró que “están trabajando en ello”. Sin embargo, lamenta que el Ayuntamiento de Lorca lleva “en ello” desde que aprobaron dicha Ordenanza en 2010. Denuncia que en muchas de las calles desde el barrio de San Cristóbal al Barrio de la Viña, y especialmente en el Centro histórico se siguen manteniendo ventanas y balcones al exterior, con ropa tendida, y otros objetos y enseres domésticos, a modo de trasteros que, asegura, “afean y empobrecen” el paisaje urbano de la ciudad a la vez que, insiste, “contravienen  la normativa local”.

Desde el Grupo Socialista aseguran que si lo que se pretende desde el Ayuntamiento de Lorca es ofrecer una ciudad “limpia y atractiva”, uno de los elementos que hay que cuidar con mayor ahínco es, sin duda alguna, la estética de las fachadas.

En este sentido, la Edil socialista asegura que resulta “chocante” que ahora, de cara a la Semana Santa, el equipo de gobierno esté distribuyendo un folleto con el logotipo de las Concejalías de Comercio y  de Turismo  “rogando a los vecinos”,  entre otras peticiones, que  engalanen sus balcones y ventas. Lamenta que mientras tanto, el Ayuntamiento no se le aprecie eficacia alguna en su trabajo de exigir a los ocupantes de las viviendas, donde las haya, la retirada de  los mobiliarios y tenderetes de las fachadas.

Insiste en que esta mezcla entre engalanar los balcones a la vez que mantener los tenderetes puede dar una prestancia de suburbio o arrabal, impropio de una ciudad como Lorca, que además se jacta de Patrimonio, y que tanto esfuerzo está haciendo para la recuperación de nuestra identidad y singularidad arquitectónica.

Por todo ello, García Jiménez pide al equipo de gobierno del PP que exija el cumplimiento de la normativa, pues no se debe ser tolerante con conductas incívicas que, aunque no son ni mucho la tónica general, sí que ayudan a menoscabar la imagen de nuestra ciudad.

Related Posts

Leave a Comment