El PSOE fuerza un Pleno extraordinario para analizar la caótica gestión de las obras y proponer medidas en apoyo a vecinos y comerciantes afectados

La firma de los ocho concejales del Grupo Municipal Socialista servirá para que en quince días, según marca la Ley, en Lorca se celebre un debate “público y monográfico” para despejar las dudas y la preocupación que existe entre los lorquinos por las obras realizadas y por los proyectos que aún están pendientes por ejecutar en la ciudad. Además, esperan que las conclusiones de este Pleno sirvan para mejorar la planificación de las obras, tanto las actuales como las pendientes.

Diego José Mateos ha asegurado que, después de la alarma social que se ha creado entre la sociedad lorquina, debido a las “numerosas molestias, errores e irregularidades” en la ejecución de las obras que tienen “levantada la ciudad”, y por la inquietud que existe también sobre el cumplimiento y financiación de los proyectos pendientes, es necesaria la celebración de un pleno extraordinario para dar cuenta de las gestiones realizadas y las que están por ejecutar.

Los socialistas lorquinos buscan así analizar y comprobar el grado de cumplimiento de las obras que tantos “quebraderos de cabeza” están causando  a vecinos y que, insiste “van más allá de los esperables en toda obra”. Mateos asegura que el objetivo de este pleno es exigir explicaciones y responsabilidades sobre la “caótica gestión” que el PP está llevando con las obras y analizar de manera “sosegada” los proyectos pendientes “para evitar tropezar en la misma piedra”.

Con este pleno, Mateos también persigue “poner luz” sobre los proyectos ya terminados y de los que, todavía, los vecinos están pagando las “nefastas consecuencias” de la “nula” planificación llevada a cabo por el Partido Popular.

Preocupa también la previsión de los proyectos pendientes, en cuanto a plazos y financiación, ya que, recuerda, el plazo para justificar las obras que quedan por realizar con cargo al BEI acaba en diciembre de 2018, por lo que “urge” analizar las previsiones y adoptar tantas medidas sean necesarias para no poner en peligro la financiación los proyectos “aún pendientes”. Recuerda que, en apenas un año, tendrán que estar justificados proyectos de gran envergadura “aún sin empezar” como los tramos restantes de la Ronda; Jerónimo Santa Fe; San Antonio o Cristo Rey; entre otros muchos.

Esta previsión debe ir acompañada, insiste, de una planificación “rigurosa y calmada” de las obras aún pendientes. El objetivo, asegura, es evitar que se repita el “caos” como el que están generando las obras de la Avenida o los “numerosos desperfectos” en Apolonia y Los Ángeles.

De hecho, otro de los puntos en los que los socialistas se centrarán es en aportar y reclamar “medidas” para que vecinos y comerciantes afectados por la ejecución “caótica” de las obras puedan mitigar las consecuencias de éstas. Entre otras, reclaman ayudas directas para los comercios afectados, u otras medidas, como que la zona azul sea “gratuita” para los vecinos que por las obras no pueden hacer uso de sus plazas de aparcamiento en zona de residentes.

En el pleno, Mateos también exigirá explicaciones, entre otras, por el retraso en la recepción de las obras del Palacio de Villaescusa, así como también por la tardanza en el inicio de las obras de recuperación de la ermita de San Lázaro, cuyas obras siguen sin empezar pese a que su inicio fue anunciado para junio de 2017.

Related Posts

Leave a Comment